El pasado viernes el voluntariado de Fundación Caja Rural de Aragón llevó bienestar, color y alegría a hospitales, residencias de mayores y centros sociales de Zaragoza, donando las Flores de Pascua que habían asistido al Concierto de Navidad Musicaleza, música para la naturaleza.

En todos los casos, la emotividad, el cariño y las palabras de agradecimiento hacia Caja Rural de Aragón y su Fundación fueron una constante, por parte de las personas responsables de recibir las más de quinientas Flores de Pascua, bañadas con unas de las mejores obras musicales compuestas por el ser humano.

Muchas gracias a todos los voluntarios y voluntarias que participaron en esta acción realizada en una Navidad tan diferente a las que hasta el momento habíamos vivido.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.