Juan Andrés Baratech, fiscal jefe de Huesca habló, el miércoles en el salón de actos del Edificio Caja Rural de Aragón de Huesca, sobre la reforma legal en el apoyo de las personas con discapacidad.

Lo hizo en el marco de los encuentros “A la fresca” que CADIS Huesca viene organizando desde hace más de año y medio. Una iniciativa que nació a raíz de la pandemia y del confinamiento estricto, basada en un formato puramente digital. En esta ocasión el encuentro pudo seguirse, como es habitual, online, a través de la plataforma Zoom pero también se pudo asistir de manera presencial.

El tema elegido por la Coordinadora para este primer #ALaFresca que se organiza tras el parón del verano en el que han colaborado Fundación Caja Rural de Aragón y el Ayuntamiento de Huesca, no pudo estar más de rabiosa actualidad: la Ley 8/2021 del 2 de junio, por la que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica.

La reciente aprobación de esta ley, que trata sobre un tema de suma importancia para el colectivo de personas con discapacidad, y la multitud de dudas sobre su aplicación que ha generado son los motivos por los cuales se buscó a un ponente tan cualificado como es el fiscal jefe de Huesca, Juan Andrés Baratech.

CADIS Huesca pudo contar con la colaboración del fiscal jefe en varias ocasiones, la última de las cuales le llevó a participar en su primer “Conversaciones”. Un vídeo, enmarcado en los actos por el aniversario de la Coordinadora, en el que el fiscal jefe hablaba sobre los derechos de las personas con discapacidad junto a Marta Valencia, presidenta de Fundación DFA y Marta Peña, gerente de CADIS.

La iniciativa de los encuentros online se gestó y puso en marcha desde la Coordinadora a raíz del confinamiento impuesto por la pandemia, con la intención de poder seguir en contacto con el colectivo de las personas con discapacidad y dependencia y sus familiares, tomar el pulso a la actualidad, tratar de aportar soluciones y crear nuevos canales de comunicación.

Ha albergado en este tiempo, en los que se ha reinventado y acomodado su nombre en función de la época en la que se desarrollaban (los encuentros pasan a hacerse “al brasero” cuando el frío se impone) encuentros de la más diversa índole (herencias, mindfulness, ciberseguridad, mujer, arteterapia, economía, lectura, alimentación, deporte…), invitando en ellos a personas muy relevantes de las más diversas áreas, permitiendo un flujo de comunicación muy especial y de relaciones, que ha trascendido al público general.

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.