Más de 1.400 docentes y 300 alumnos de toda España participaron en el IV Congreso de Innovación Educativa “Educaverso” celebrado en el Palacio de Congresos Expo de Zaragoza con la colaboración de Fundación Caja Rural de Aragón.

La apertura contó con la asistencia de Felipe Faci, consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Toni Martínez, director general de innovación educativa, José Antonio Artigas, director de Fundación Caja Rural de Aragón y María Fernanda Pérez, del departamento de gestión del talento de Caja Rural de Aragón, entre otros muchos asistentes.

Miguel Ángel Berna protagonizó el acto de inauguración con una flamante jota, sin castañuelas y sin cantar, interpretada por 30 alumnos de ESO de varios institutos aragoneses que pusieron al público en pie durante varios minutos de aplausos.

La primera ponencia corrió a cargo de Andy Hargreaves, miembro de la Academia Nacional de Educación de Estados Unidos, bajo el título “cambio, motivación e innovación educativa”.

Alejandra Cortés, catedrática y profesora titular en la facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza, ofreció la ponencia de clausura con el título “la educación como motor de cambio”.

En el congreso se han abordado diversos pilares fundamentales para abordar el futuro sintetizados por Cortés en:

✔️Crear sinergias y conectar desde la generosidad, la vulnerabilidad y la autenticidad. También desde la diversidad, porque las diferencias nos pueden unir.

✔️Potenciar el bienestar y el sentido de pertenencia con trascendencia, construyendo una sociedad mejor para las nuevas generaciones.

✔️Transmitir la pedagogía del esfuerzo compaginada con la cultura del bienestar.

✔️Abogar por la pedagogía de la alteridad, sustentada sobre la descentralización del ‘yo’ y el cuidado de los otros.

✔️Apostar por el aprendizaje transversal desde todas las disciplinas y aplicado a todas las etapas educativas para seguir creciendo como sociedad.

✔️Actuar desde la coherencia y el compromiso, porque generan confianza.

✔️Motivar con pasión y dedicación, generando elementos que nos signifiquen y ejemplos cercanos.

✔️Construir una educación sin apellidos. La educación siempre tiene que ser inclusiva, igualitaria, transformadora, social… y no nos ayuda etiquetarla ni caer en modas.

✔️Entender la tecnología como una herramienta, pero tender hacia la tecnoética: las competencias transversales subyacen debajo de lo digital.

✔️Deconstruir el currículo, desde un sentido holístico, integrado y con coherencia.

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.