​El Archivo Jalón Ángel del Grupo San Valero y el grupo de investigación FOTODOC de la Universidad Complutense de Madrid celebraon la primera jornada de reflexión sobre la documentación y la comunicación fotográficas en el Edificio Caja Rural de Aragón de Zaragoza que también ha podido seguirse en nuestro Canal YouTube.

El objetivo principal de la Jornada Internacional Anna Atkins de Fotografía fue establecer un foro para la difusión e intercambio de investigaciones, trabajos y proyectos en todos los ámbitos de la fotografía, especialmente en Comunicación y Documentación.

El evento comenzó con una presentación a cargo de la vicerrectora de Investigación de la Universidad San Jorge, Beatriz Giner, quien enmarcó esta jornada con una introducción de la figura de Anna Athinks. Asimismo, Juan Miguel Sánchez Vigil, director del grupo de investigación FOTODOC de la Universidad Complutense de Madrid, agradeció la puesta en marcha de esta sesión y la colaboración de ambas entidades.

Posteriormente, la jornada contó con la conferencia inaugural del ganador de un premio Pulitzer, Manu Brabo. En su intervención, el fotoperiodista reflexionó sobre su profesión y la situación global que está viviendo en los últimos tiempos la figura del freelance. “Durante mi trayectoria profesional una de las cosas que más me llama la atención de este negocio es que se está atacando el objeto del fotoperiodismo, que no es otro que contar la vida de personas que están lejos a otras personas que son ajenas a sus circunstancias”, aseguró.

Pero esta realidad, según explicó el ponente, se ve empañada por los intereses económicos de los medios de comunicación, tanto los tradicionales como las redes sociales: “En los últimos tiempos nadie quiere mojarse, ni el público, ni los medios, ni los propios profesionales, y esto se refleja en un fotoperiodismo que se conforma con nadar en la superficie y que no se reclama a sí mismo”.

Uno de los aspectos que señaló Manu Brabo como causante de esta situación es que “vivimos en la dictadura de la ‘ñoñocracia’, nos aislamos del dolor y lo maquillamos para no ver la realidad”. Por este motivo, las empresas “lo primero que buscan es no ofender ni disgustar al espectador” porque “en el momento en el que tenemos que enfrentarnos a realidades duras nos vamos por la tangente y disparamos al mensajero”.

A continuación, tuvo lugar tres mesas de reflexión consecutivas. La primera presentó la perspectiva internacional con intervenciones desde México y Beirut donde se abordaron la importancia del valor de la imagen como trasmisor de la realidad.

La segunda mesa se centró en la investigación en documentación y comunicación, mientras que la última mesa abordó casos y proyectos concretos con la intervención de diferentes instituciones (ARAID, Universidad de Zaragoza y Universidad Complutense). Este evento incluyó una visita a la exposición Cazadores de Imágenes que se expone hasta el próximo 7 de enero en la sala del Edificio Caja Rural de Aragón de Zaragoza, con acceso gratuito.

Homenaje a Anna Atkins

El nombre de las jornadas responde al reconocimiento y homenaje a Anna Atkins (Tonbridge, Inglaterra, 1799-1871), considerada la primera mujer que experimentó con la fotografía. Especialista en botánica, en 1840, un año después de la presentación oficial del daguerrotipo, comenzó a desarrollar sus proyectos, y tres años después publicó el libro: Photographs of British Algae. Este libro, junto con The Pencil of nature, de W. H. Fox Talbot, se consideran las primeras obras ilustradas con fotografías.

Texto: Universidad San Jorge

 

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.