El fotógrafo zaragozano, Javier Belver, presenta desde el día 25 de abril en la Sala de Exposiciones de Bantierra en Huesca “Lo que deja el mar”, una colección de 35 instantáneas realizadas en blanco y negro durante más de siete años, con la que nos traslada a un mundo imaginario de múltiples formas talladas por las aguas del Ebro y varadas en las playas del Delta.

Organizada por la Fundación Caja Rural de Aragón, “Lo que deja el mar” es la contemplación del Ebro como Madre y sus afluentes como red venosa y viva que transporta seres imaginarios que, como pecios del mar de la memoria, encallan en islas desiertas que son memoria, según explica el propio artista.

“Esta colección intenta transmitir la idea de la soledad con la que cada individuo nos encontramos cuando hablamos con nosotros mismos, cuando esos pedazos de vidas anteriores encallan en una orilla”, añade

Belver utiliza el blanco y negro como sublimación de esos seres imaginarios moldeados gota a gota, ola a ola, instante a instante, o como verdaderos restos de inesperados naufragios evocadores de la imaginación de su niñez. De esas primeras imágenes, periódicos o de una televisión, en blanco y negro.

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.