Kawsay, palabra quechua, que se traduce al castellano como buen vivir es el título de la exposición de la artista aragonesa Cristina Huarte. La muestra se podrá visitar hasta el próximo 19 de febrero, de 18:00 h. a 20:00 h. en la Sala Caja Rural de Aragón (C/ Cuatro de Agosto, 4) de Zaragoza.

Este es el último trabajo de la zaragozana tras pasar por la residencia artística Kai, en el Valle Sagrado de los Incas (Cuzco), gracias a la colaboración de Fundación Caja Rural de Aragón. Un lugar que es exactamente el corazón de la cultura inca y precolombina.

El estudio y la textura vital de la experiencia y los viajes por Perú, fueron el germen de este proyecto artístico que necesitó un delicado proceso de búsqueda para completarlo con las aportaciones de un equipo de profesionales en diferentes lenguajes plásticos.



Fotografía: Toni Galán

Las obras presentes están basadas en la mitología fundacional de este espacio consagrado desde los orígenes por la espiritualidad quechua. Todos los elementos del simbolismo andino están asociados a conceptos espirituales, constituyendo un lenguaje mágico con mensajes milenarios en sus desiertos, estepas, campos y cordilleras, piedras con símbolos de profundo contenido.

La manera en la que Cristina Huarte se relaciona con lo ancestral roza lo sobrenatural. Convive, como buena hechicera, con todo cuanto en el mundo habita y entiende aquello que pertenece a la naturaleza y aquello que ha aportado el hombre, modificándola y haciéndola extraña a veces.

Huarte conoce los secretos de Ukuku y de la diosa del hielo. La hechicera sabe que el hombre intenta imponer su poder pero no es nada, apenas una anécdota, ante el verdadero orden del universo. Por eso ha confeccionado un nuevo bastón de mando, uno que es fiel a las tradiciones más primigenias, aquellas que conoció tan bien en Perú y que ha traído al otro lado del mundo sin perder en el trayecto el menor de sus efectos.

Fotografía: Toni Galán

Esta exposición impulsada por Fundación Caja Rural de Aragón se enmarca como primer acto cultural en España del Bicentenario de la Independencia del Perú (Julio, 1821), ocasión especialmente propicia para renovar y fortalecer las profundas vinculaciones que unen al Perú con España, tal y como ha destacado Claudio de la Puente, Embajador del Perú en España. Por ello, el Edificio Caja Rural de Aragón fue iluminado ayer con la bandera del Perú.

 

PRENSA:

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.