La noche del jueves dos de abril el Edificio Caja Rural de Aragón de Zaragoza se sumó a la iniciativa de iluminar de azul todas las terrazas y balcones en solidaridad con las personas autistas en el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. Este día fue decretado por las Naciones Unidas en 2007 con el objetivo de mejorar la calidad de vida tanto de la población infantil como de los adultos que sufren esta discapacidad y así poderles brindar una mejor calidad de vida.

De esta forma, la Fundación Caja Rural de Aragón visibilizó la necesidad de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo, para que puedan llevar una vida plena y gratificante como parte integrante de la sociedad.

Junto al lema puedo aprender, puedo trabajar, diversas asociaciones buscan la integración de este colectivo y una mejora en su calidad de vida.

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.