Con motivo de las fiestas navideñas, comenzó en la sede de la Fundación Caja Rural de Aragón la semana Artilogios. Más de cuatrocientos niños y niñas de varios colegios públicos de Zaragoza llenaron de alegría el Salón de Actos de la Fundación.

Pulso, melodía y poesía, convierten los artilugios en artilogios. Música, malabares e ilusionismo verbal que surgen al juntar juglar y jugar. Oswaldo Pai protagoniza durante setenta minutos una función en la que los más pequeños disfrutan de un mundo de inventos y fantasía.

Un entrañable acto que acerca a los niños al patrimonio cultural a la vez que dota de enseñanzas y nuevas experiencias a los más pequeños gracias al patrocinio de la Fundación Caja Rural de Aragón.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.