​Nadar 9.000 kilómetros en un mes, o el equivalente a rodear la Península Ibérica pasando por las Islas Baleares, es el objetivo del reto ‘Brazadas solidarias’ de la asociación contra el cáncer infantil Aspanoa cuya última actividad presencial tuvo como escenario el pantano de San Bartolomé, en Biota, Zaragoza, con la colaboración de Fundación Caja Rural de Aragón.

Sesenta y cinco​ nadadores se lanzaron al agua por una buena causa, la de ayudar en la investigación contra el cáncer infantil. Podían elegir entre varias opciones, como recorrer 3.000, 1.500 o 800 metros. Pero el objetivo de la iniciativa es mucho más ambicioso: sumar entre todos los participantes 9.000 kilómetros en un mes.

En Zaragoza ya ha habido un evento previo al celebrado en Biota. “Se hizo en febrero una actividad en piscina de relevos, y ahora hemos propuesto otra ‘online’ y esta travesía presencial que hemos vivido este domingo”, explicaron los organizadores del evento. Esta actividad está promovida por Óscar Villanueva y el Club Triatlón Cierzo, con la colaboración de la Federación Aragonesa de Natación. Los organizadores esperan superar las cifras del año pasado, ya que antes de lanzarla oficialmente ya se han recaudado más de 500 euros para Aspanoa.

Este pantano es el último tramo de la segunda edición de este desafío, pero la meta, aún lejana, es otra: terminar con una enfermedad que cada año afecta a unos 1.000 niños en España. ​

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.