El escritor madrileño Lorenzo Silva clausuró el ciclo ‘Martes de Otoño’ en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca, conversando con José Luis Corral y Alejandro Corral, en una actividad impulsada por Fundación Caja Rural de Aragón y Ayuntamiento de Huesca.

Cuando Alejandro Dumas escribió Los tres mosqueteros en 1844, no se cortó un pelo a la hora de tomarse varias licencias históricas. No obstante, aún hoy en día la novela engancha a lectores de todo el mundo, que gracias a la obra conocen a personajes reales como Ana de Austria y el duque de Buckingham.

La literatura puede servir para actualizar y potenciar la mirada sobre el pasado. Aunque normalmente sean los historiadores quienes la fijen, las novelas también son una buena herramienta para la memoria, pese a que a veces hayan traicionado la verdad”, aseguró en Huesca Lorenzo Silva (Madrid, 1966). El escritor ha publicado en 2021 uno de los mayores éxitos editoriales del año, Castellano (Destino), que conmemora el 500 aniversario de la revuelta de los comuneros contra Carlos V.

Con la misma chispa que Dumas, pero mejor documentado, Silva reflexiona en la obra “sobre la identidad”, rescatando este episodio “tan interesante y complejo”, que en muchas ocasiones “se ha simplificado” en el imaginario colectivo.

“Muchas veces me he encontrado a personas que tienen un conocimiento muy superficial, vago o difuso sobre este tema. Aunque casi todo el mundo conoce los nombres de los tres capitanes –Padilla, Bravo y Maldonado-, pocos saben quiénes eran realmente, algo que me sorprende porque es un hecho central en la historia de Castilla y uno de los más influyentes en la formación política de España”, aseveró. El libro demuestra que la sociedad de 1521 no era tan diferente a la actual en algunos aspectos.

“Según las fuentes de la época, había mucha gente que llegaba a un cargo público sin apenas patrimonio y en cuatro o cinco años disponía de una gran casa. Otra cosa que no ha cambiado -ha continuado- es que los pobres y los trabajadores eran los únicos que pagaban impuestos, mientras que los ricos quedaban exentos”.

“El género histórico es más laborioso y gratificante”

Aunque es más conocido por sus novelas negras y policíacas, a Lorenzo Silva le encanta el género histórico, que es “más laborioso, pero también más gratificante”, explicó. “Hay mucha más documentación, pero para mí el aprendizaje es una de las experiencias humanas más reconfortantes. Me resulta muy estimulante y no me pesa nada hacer ese trabajo”, matizó. Al mezclar este estilo con el ensayo, el libro de viajes y la reflexión autobiográfica, el madrileño pensaba que Castellano no tendría mucho éxito, pero se equivocaba.  “La recepción ha sido muy generosa, mucho más de lo que yo esperaba. Ya llevamos cuatro ediciones, así que estoy sorprendido y agradecido por los miles de ejemplares vendidos”, ha celebrado el siempre simpático y sonriente Lorenzo Silva.

DESAYUNO LITERARIO

Previamente, Lorenzo Silva y José Luis Corral compartieron un “Desayuno Literario” con empresarios y empresarias del Club Líder de Cámara de Comercio de Zaragoza en el Edificio Caja Rural de Aragón de Zaragoza. Durante una hora los asistentes disfrutaron con la experiencia de poder conversar con uno de sus escritores favoritos.

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.