El voluntariado de Fundación Caja Rural de Aragón participó el sábado en la plantación de árboles en El Bosque de los Zaragozanos. Medio centenar de personas, entre voluntarios y familia, disfrutaron de una espectacular mañana en el Monte de Peñaflor de Gállego, conectando con la naturaleza.

Durante cerca de tres horas, el voluntariado participó en la repoblación con cerca de quinientas plantas, en los veinte mil metros cuadrados que Caja Rural de Aragón apadrina, en esta iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Zaragoza con la colaboración de ECODES.

El pino carrasco, la sabina albar, las efedras, espinos negros, olivillas, lentiscos o gayubas fueron algunas de las especies plantadas en este sotobosque típico de la región mediterránea, muy resistentes todas ellas a las sequías prolongadas y las altas temperaturas.

Una jornada en la que se volvió a demostrar el compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad de las personas que forman parte de la familia Caja Rural de Aragón.

Muchas gracias por el interés y participación en esta iniciativa

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra web, para mejorar nuestros servicios y facilitar su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.