​El pasado mes de mayo se cumplieron 74 años del nacimiento de uno de los artistas aragoneses más singulares e internacionales: Víctor Mira. Para conmemorar el 20 aniversario de su fallecimiento que se cumplirá en noviembre, Sergio Muro, ofreció un montaje escénico multidisciplinar en el Edificio Caja Rural de Aragón ​de Zaragoza.

Ante un centenar de asistentes, el histórico Salón de Columnas, se llenó de poesía, música en directo, proyecciones y colaboraciones estelares. La obra titulada «El quinto Perro» rindió un homenaje a este «visionario al que quiero reivindicar. Reinventó realmente la pintura, en una época donde existían otras tendencias. Su legado es ingente, ya que realizaba innumerables variaciones de un mismo tema en distintos formatos y disciplinas. Fue tremendamente prolífico y un artista total«, explicó Sergio Muro.

La obra teatral, una especie de «biopic» con muchas refererencias a sus escritos, el artista contó con la propia hermana del pintor, Margarita Miragaya. Junto a ellos, el refutado poeta José Malvis y el grupo de música comandado por Alejandro Güerri, Binoceronte, llenaron de magia la joya modernista de Zaragoza.